9 de octubre de 2006
12:24 p.m.

Lenguaje incluyente para todos y todas las/los colombian@s

Aléguele a Galo
Hijo del movimiento políticamente correcto (PC) norteamericano y del movimiento feminista, se ha creado un monstruo que pretende acabar con las desigualdad entre géneros destrozando el idioma: el lenguaje incluyente. Los defensores de éste, dicen que cuando se utiliza una palabra masculina para referirse a ambos géneros (como hombres, niños, todos), hace que las mujeres sean excluidas forma tácita. Debido a esto pretenden que en estos casos se utilicen tanto el masculino como el femenino (ellos y ellas, hombres y mujeres) o que se incluya el caracter neutro @ (niñ@s, tod@s). Este argumento es incorrecto, principalmente por las siguientes razones:

1. El género dentro del idioma no necesariamente tiene que ver con el "género físico" de los objetos (objetos y objetas). El género de cada objeto cambia arbitrariamente entre idiomas, es así como los nombres utilizados para algunos objetos que en español son masculinos, son femeninos en otros idiomas como francés o alemán.2. No se ha comprobado la influencia del lenguaje en la discriminación. Por ejemplo, en el inglés solamente tienen género los pronombres singulares (he, she, it) y algunos adjetivos posesivos (his, her, its). Sin embargo, Colombia (sí, Colombia) es uno de los países con mayor representación femenina en cargos importantes, por encima de Estados Unidos y el Reino Unido, y se presenta una menor disparidad en ingresos entre hombres y mujeres que ocupan el mismo cargo que en dichos países. Incluso por encima de España, país en el cual el lenguaje incluyente instituido legalmente desde hace años, no ha disminuido la discriminación.3. Y la más importante. El lenguaje incluyente y todo el lenguaje PC parte del error de establecer que la forma como nos referimos a un objeto es igual a éste. Esto es completamente falso. Si la maleza se llamara "bueneza" no dejaría de ser un estorbo para los cultivos. Igualmente, las mujeres no dejan de ser discriminadas en una empresa porque el gerente hable de los empleados y empleadas.

Estamos de acuerdo en que debemos luchar por la equidad de género, y es precisamente por eso que pensamos que todo esto del lenguaje incluyente -aparte de los errores mencionados arriba- distrae a la opinión pública y no permite que se hagan las reformas necesarias para acabar con la discriminación, como buscar igualdad de oportunidades y de salarios para las mujeres.

10 Comments:

  At 9:04 p.m. Blogger framto said:

Una presidenta será tan buena como un presidente? o será que la presidenta puede estar buena y el presidente no?
Eso que vendría siendo?

  At 5:05 p.m. Blogger Octav said:

Galo, da la impresión que los... l@s feministas no saben que reclaman y parace más una forma actualizada de machismo. Llegará el día en que requieran que de cada 3 presidentes uno tenga que ser mujer, en vez de preocuparse por prepararse para lograrlo por méritos. ¿Cómo se van a sentir iguales o superiores, si todo el tiempo piden misericordia de nosotros?.

  At 7:43 p.m. Blogger galo said:

octav:
Es realmente triste que tenga que existir la famosa ley de coutas, en la cual se establece un porcentaje de participación femenina en puestos estatales. Las feministas deberían preocuparse porque esa ley no fuera necesaria y que la asignación de puestos fuera por méritos y no por género. Marianne Ponsford criticó duramente la llamada "bancada femenina" en el congreso porque está más preocupada por asegurar su curul que por los temas realmente importantes como el maltrato físico o sicológico.

  At 2:46 p.m. Blogger Octav said:

Ahora resulta que queremos volver al lenguaje un completo hermafrodita

  At 11:58 a.m. Blogger galo said:

Sí Octav, así es la cosa, quieren atribuirle género físico al lenguaje, cosa que no tiene, y convertirlo en un hermafrodita y estéril.

  At 12:24 p.m. Blogger Octav said:

Así que según estos parametros yo podría decir que me siento discriminado por que la O está después de la A el alfabeto...¡Exijo un reordenamiento!
Que buen artículo, además que estoy en la misma posición que Galo, debo decir que las cifras comparativas me gustaron mucho, ya estamos bastante acostumbrados a dejar de juzgar, y a decir que algo es bueno o es malo, solo por el PIB per cápita del pais de origen.

  At 1:05 p.m. Blogger Juan Pablo said:

No echamos en sacao roto lo de "potencia mundial en felicidad", pues, sin tenrnos que dquedar en el estado mental que es la pobreza (utilizando un lenguaje incluyente o PC, tercermundista), tenemos que mantenernos en el ranking

  At 6:07 p.m. Blogger galo said:

juan pablo
Es recurrente en nuestro país recurrir al abuso del lenguaje para tapar los problemas. Si algo es malo no se piensa en arreglarlo, se piensa en cambiar el nombre por "bueno". Se trata de uno de los mayores síntomas del subdesarrollo, es como por ejemplo nuestras clases altas en lugar de buscar lo que ha generado desarrollo en los países de habla inglesa se dedican a llamar todo por su nombre en inglés pretendiendo así estar en Estados Unidos o en Inglaterra. Saludos.

  At 9:45 a.m. Anonymous sandra sarmiento rodriguez said:

me parece superinteresante,ya que debemos quitarnos el patriarcado que llevados a la espalda todos y todas,somos victimas. trabajando desde nuestros hogares transformando mentes y que nuestros hijos e hijas se visualicen y proyecten con perspectiva de genero.
igualmente invitar al gobierno que se incluya la catedra de genero en la educacion,lo que pasa es que opinan simplemente por opinar,mas no porque se tenga el conocimiento real.
por experiencia,en la personeria distrital ya hay escuela de genero,acudan e ingresen y hay si opinen.