25 de junio de 2007
8:59 p. m.

23 Indignados
links

Manual del seudointelectual: Televisión

Aléguele a Galo
Luego de un corto receso ha regresado la guía para demostrar a los demás su "superioridad cultural". En esta tercera parte del manual del seudointelectual hablaremos del enemigo de muerte: la televisión. Todo seudointelectual debe odiarla y repudiarla. Siempre que el tema se trate debe dejar muy claro que usted no ve televisión y que solamente la usa para que no se vea tan vacía la sala o la alcoba. No olvide referirse a ella en términos como "caja idiota", "máquina de alienación", o elemento de adoración de la sociedad de consumo. Por alguna extraña razón usted conocerá de televisión, sabrá el nombre del algunos actores y sabrá en qué van las novelas y los realities más vistos, pero para ello tiene una disculpa: con toda la gente hablando de esas estupideces lo obligan a uno a saber del tema.

Recuerde que la televisión debería ser exclusivamente para educar, reemplazando a los padres y al colegio, y que se prostituye en la medida en que tiene rating. Por tal motivo debe defender la televisión cultural, pero atacar toda propuesta que se haga al respecto diciendo que está llena de pretensiones y omisiones, y que se ha vendido al mercado consumista. Finalmente, recuerde que la televisión no sólo es mala sino que es la responsable de todos los males de toda la sociedad. Puede echarle la culpa de la violencia que vive el país, de la falta de valores, de la desunión en las familias, de los niveles de pobreza que se viven en el país, del efecto invernadero, de las goteras de la casa, entre otros males reales o inventados.
21 de junio de 2007
8:00 p. m.

12 Indignados
links

Métodos de autopromoción

Aléguele a Galo
Nota de Galo: Este post es de autoría de OCTAV. Cualquier opinión, comentario, sugerencia, elogio, crítica, insulto o amenaza diríjansela a él. Yo solamente estoy publicando lo que él escribió.

Amigo blogger, definitivamente la labor que realizamos no es fácil. Bueno, de hecho...sí lo es. Lo que es realmente complicado es lograr un número de visitas considerables con el que nos sintamos satisfechos porque para qué negarlo, a todos nos gusta ver como crecen nuestras visitas y sobretodo ver como el numerito del ranking se acerca a 1 (el que niegue eso niega la madre) y se podría decir que existe un sistema, casi estandarizado para lograrlo, por ejemplo:

- La visita con el respectivo enlace en el chat de cuanto blog se nos atraviesa así no tengamos ni idea de qué se trata. Particularmente, pero especialmente al principio, recibíamos mensajes en todos los idiomas.
- Los enlaces de información adicional. Nosotros lo usamos mucho, pero por lo general dentro de nuestra misma página.
- Enlazar otros blogs más visitados con la remota esperanza de que ellos nos devuelvan el favor.
- Una forma un poco más descarada es dejar un comentario promocionándose en todos los posts que se encuentren en el camino.
- Usar el Nickname de messenger (ese nos gusta bastante).

Personalmente solo sé algunas pequeñas técnicas pero quisiera aprender más de ustedes, tan expertos en el tema para nosotros poder hacernos ricos, poderosos y famosos (o que nos manden algo de adsense en menos de diez años).
18 de junio de 2007
12:12 p. m.

21 Indignados
links

Frase Célebre (No. 27)

Aléguele a Octav
"Bueno Maestro, si usted lo dice es porque debe ser verdad"

Comentario encontrado en una discusión en un blog.
14 de junio de 2007
5:40 p. m.

24 Indignados
links

Esperame un segundito

Aléguele a Galo
Estoy a favor de la libertad de expresión en todas sus formas. Pero a veces el espíritu liberal (no confundir con militancia en el partido con el mismo nombre) flaquea ante ciertas frases y uno dentro de su corazón llega a desear que sean prohibidas. El título de este post es una de ellas. Probablemente nuestro país sea uno de aquellos en los que más segunditos, minuticos y bloques de cinco minuticos hay que esperar en el planeta. Y es en todas partes que toca esperar: en los bancos, en los almacenes, en las líneas de atención al cliente, en las notarías, mejor dicho, en todas las vueltas imaginables hay que esperar un segundito a que al encargado le dé la gana de resolver nuestros problemas. Y claro, nunca hay una explicación válida para la demora, ni siquiera una no válida. Pero eso no es lo peor del asunto.

Todos nos quejamos de las demoras cuando somos clientes. Pero muchas personas tienen la misma actitud que critican cuando a ellos les toca responder, no sólo en lo profesional sino también (y de forma más descarada) en lo personal. Estas frases muchas veces son usadas por los mismos que detestan escucharlas (bueno, yo usé una como título) y se nos hace costumbre la impuntualidad y el incumplimiento. Hay gente a la que no le importa la hora a la que empiece el concierto, película, obra, charla, partido o lo que sea a lo que vaya a asistir, se tiene que hacer esperar y hacer llegar tarde a los que la acompañan. Lo peor es que no tienen explicaciones o cuando las tienen sería mejor que no las tuvieran. El problema es que está tan arraigada la impuntualidad en nuestra forma de ser que hay una "técnica de seducción" que dice que hay que hacerse esperar. La verdad no le veo nada de seductor a esperar en un carro o en una puerta mirando al techo durante más de media hora (segundito en el sistema colombiano de medidas). Por eso invito a que extendamos la ley del cuarto de la universidad a la vida cotidiana y que después de quince minutos de espera nos vayamos del lugar, claro, a menos que estemos esperando que nos den plata, ahí sí no hay nada qué hacer.
11 de junio de 2007
9:34 p. m.

9 Indignados
links

Blogs y Polas Medellín

Aléguele a Galo
Imagen gracias a valandil
7 de junio de 2007
7:24 a. m.

21 Indignados
links

Campaña por los blogs

Aléguele a Octav
Últimamente he recibido noticia de varias campañas sobre diversos temas; campañas por la vida, por los niños desamparados, el sida, las ballenas, que implican una obligada adhesión a dicha causa y la consecuente difusión de dicho mensaje, algo que se me parece mucho al clásico spam del correo electrónico ordinario. Claro, el no contribuir, lleva directamente a ser víctima de una especie de "corrillo bloguero" que se autopromociona gracias a este método y que bien podría funcionar como grupo de apoyo; es algo común en la blogósfera colombiana y por lo general nuestra sociedad: si no estás con nosotros, no eres nadie. No me malinterpreten, no estoy en contra de la autopromoción (como pronto lo mencionaré) ni contra las campañas en sí, pero sí con el uso que se les pueda dar a intereses loables para subir las visitas o el número de enlaces.
1 de junio de 2007
1:38 p. m.

9 Indignados
links

Yo me pregunto... (No 2.)

Aléguele a Octav
Tal vez, que digo, seguramente usted habrá visto en la cuenta en un bar, un restaurante o una discoteca por ejemplo, el ítem "propina voluntaria". Yo me pregunto si con ésto se refieren a que la propina se paga voluntariamente o que, más bien, deciden cobrarla de manera voluntaria.