26 de octubre de 2007
5:46 p. m.

21 Indignados
links

Invasión

Aléguele a Galo
El fin de semana pasado se quedaron en mi casa unos parientes cercanos que vinieron de Bogotá. Algo que debía ser motivo de alegría para mis papás (hacía mucho tiempo que no venían) terminó siendo un motivo de angustia y sufrimiento para ellos. Desde dos semanas antes estaban preocupados por dar la mejor impresión. La casa se limpió como pocas veces se ha hecho, se hicieron arreglos que estaban pendientes hace años, se organizaron nocheros, closets y en general todos los cajones que hay en la casa y se organizó todo para que la casa se viera reluciente. Eso sí, los regaños no se hicieron esperar. Cosas que normalmente no preocupan a mis papás los tenían al borde de la locura. Frases como "ustedes sí son desordenados", "los hijos de mis amigas mantienen todo arreglado y organizado (se nota que no ha entrado a sus alcobas)" o "ese baño de ustedes da asco", nos dijeron a mi hermana y a mí todo el tiempo. Luego vino la preparación del discurso, cómo teníamos que recibirlos, qué podíamos decir, qué no podíamos decir, si nos preguntan ________ qué tenemos que responder, si es mejor que mi tío se vaya adelante en el carro o que se vaya atrás, adónde vamos a llevarlos, qué vamos a comer, etc, etc, etc. Estábamos más preparados que los candidatos para los debates puesto que cada palabra, cada gesto, era crucial para mis papás.

Al final pasó lo de siempre. Mis tíos no notaron absolutamente nada de lo que se hizo en la casa, no notaron los muebles nuevos ni la decoración. Solamente se dieron cuenta de aquello a lo que mis papás no le prestaron atención. Mientras mis tíos estaban contentos, mis papás seguían sufriendo, haciéndonos caras a mi hermana y a mí por cada palabra que pronunciábamos y por la forma de sentarnos, pararnos, mover los brazos o pestañear. Cada que quedábamos a solas era como la charla del intermedio de un partido que íbamos perdiendo por errores de la defensa. Al final mis tíos se fueron sin decir mayor cosa de la casa o de nosotros. Mis papás pudieron por fin descansar y mi hermana y yo seguimos preguntándonos a qué se debía tanta paranoia. No entiendo por qué solamente cuando alguien se va a quedar en la casa es importante que la casa esté limpia y que todo esté ordenado. Tampoco entiendo esa manía de andar mostrando cosas que no son, cuidarse de todo lo que uno hace y dice para que la gente piense que uno es mejor de lo que realmente es. Sinceramente, sin tanto libreto las cosas habrían salido prácticamente iguales y nos habríamos ahorrado tanta angustia.
22 de octubre de 2007
4:54 p. m.

3 Indignados
links

Yo lo haría mejor

Aléguele a Octav
En esta página hemos criticado aquellas cosas cosas que a nuestro juicio están mal o no estamos de acuerdo y varias veces se nos ha cuestionado por no aportar soluciones reales a estas situaciones. Eso ya está explicado en el encabezado de la página y hemos dicho que ojalá hubiera alguien que entendiendo estas situaciones tome medidas al respecto. Somos conscientes que nuestra labor llega hasta allí teniendo presente que muchas veces no contamos con los recursos o conocimientos suficientes para solucionar los problemas de todo el mundo, tampoco queremos, así que me da pena por aquellos que exigen "observaciones constructivas", esperando que uno les diga cómo solucionar sus vidas y haciéndose las victimas porque uno no tuvo la suficiente consideración y cariño para decir las cosas.

Caso contrario sucede con aquellos sujetos que se creen poseedores de la verdad absoluta y pueden hablar con gran propiedad de diferentes temas, tratándolos de solucionar todos juntos, eso sí, desde un cómodo sofá o silla de un bar, soltando comentarios como "es que ese presidente nos va a hundir con ese TLC", o "el Jugador X es un tronco y lo deberían cambiar", o que "tal director no merece estar dirigiendo tal orquesta". En fin, parece que esos individuos tienen la solución para la caída del dólar, el precio de la gasolina, el calentamiento global, la crisis árabe-israelí o los gustos de los adolescentes e inclusive son capaces a punta de consejos hacer campeona del mundo a la selección. Ahí entra uno a preguntarse entonces por qué no están ellos haciendo esa labor si es que saben tanto, y no se entiende como prefieren una ronda de aplausos en un bar en vez de la gloria y satisfacción de haber podido cambiar el mundo. Cada quién, ¿no?.
18 de octubre de 2007
12:06 p. m.

12 Indignados
links

Frase Célebre (No 32)

Aléguele a Galo

"a ver si se culturiSan paisitas que se les queman los frIjoles y la arepa. ala mi chato querido".

Comentario de un rolo antipaisa que quería iniciar una pelea (de tantas) entre Medellín y Bogotá.
15 de octubre de 2007
10:13 p. m.

9 Indignados
links

La Puerta del desarrollo

Aléguele a Galo
Hay un postulado que se ha vuelto una verdad de perogrullo: Para sacar al país adelante hay que apoyar la ciencia. Siempre se ha dicho que hay que incentivar la inversión en ciencia y tecnología, impulsar la investigación en las universidades y la empresa privada, aumentar la cobertura y la calidad de la educación en el país y destinar una parte considerable del PIB en la creación de empresas de tecnologías de punta. Nadie puede discutir que haciendo eso el país crece, pero llevándolo a la vida real empiezan a quitarle patas a la silla y queda coja, en el mejor de los casos. Entre la burocracia de siempre, fecode, las exenciones de impuestos, los asesores y consultores que le dicen sí a todo, el gasto en defensa y los recursos de Colciencias destinados a investigaciones de una relevancia comparable a buscar la cura a las uñas enterradas se va el poco dinero destinado a este propósito. Y teniendo en cuenta que los países desarrollados nos llevan siglos de ventaja y tendríamos que invertir cada vez más para alcanzarlos algún día, este anhelo de alcanzar el desarrollo de nuestra nación invirtiendo en ciencia y tecnología ha resultado hasta ahora inalcanzable.

Conscientes de la situación, en Crítica Destructiva planteamos alternativas para combatir el desempleo y la pobreza y ser algún día más ricos que el principado de Mónaco (para que después no digan que nunca proponemos nada). Ya habíamos hablado de la opción de la religión como un mercado bastante productivo y virtualmente inagotable. Ahora, en la misma tónica proponemos apoyar la seudociencia para combatir la pobreza, aprovechando nuestro talento comprobado para timar. Podemos aumentar el turismo en zonas apartadas creando nuestro Roswell colombiano, con un 50% de probabilidad de abducción (realizada por unos Secuestradores Bien Identificados) o decir que las aguas del río Apaporis curan el cáncer y organizar excursiones. O imagínense aprovechar a nuestro Mauricio Puerta (de ahí el título del post) para crear una prestigiosa universidad de astrólogos y cobrar sumas exhorbitantes por llamadas a líneas astrales y cartas astrales personalizadas en java desde los más prestigiosos portales colombianos. Incluso podemos utilizar nuestras tradiciones para crear nuevas "técnicas de adivinación" como la lectura del tejo o un tarot con láminas del álbum de Jet (del viejo). Como ven, el dinero invertido en todo esto es mínimo, por lo que podemos hacerlo sin preocuparnos por la burocracia de siempre, fecode, las exenciones de impuestos, los asesores y consultores que le dicen sí a todo, el gasto en defensa o los recursos de Colciencias destinados a investigaciones de una relevancia comparable a buscar la cura a las uñas enterradas. Lo único que necesitamos es que aprovechando la época electoral algún candidato acoja nuestra propuesta y la lance como programa bandera de empleo y desarrollo. Estamos convencidos de que más de uno ha hecho propuestas similares en otros campos y tiene la idoneidad moral para sacar ésta adelante (y para darnos nuestro 15% de comisión en todos los contratos).
11 de octubre de 2007
9:02 a. m.

3 Indignados
links

Frase Célebre (No 31)

Aléguele a Octav
"¿Sabe qué? Usted con lo suyo y yo con lo mío".



Trascendental forma de terminar una relación por parte de un conocido nuestro.


8 de octubre de 2007
11:45 a. m.

8 Indignados
links

The place to live

Aléguele a Galo
Normalmente, cuando se está buscando una casa, un apartamento o una oficina, uno mira cosas como el tamaño, la ubicación, los acabados, la facilidad de acceso, entre otras cosas. Ahora resulta que eso no es lo único importante, y todo porque ha surgido una moda en la ciudad de ponerle nombres en inglés a las torres de apartamentos y oficinas en los estratos altos.

Es así como nombres como Renaissance apartments, Concord, Ceylan Park o Bel Air, son utilizados para darle estátus a las propiedades. ¿Será que el hecho de tener el nombre en inglés hace que un edificio sea mejor? Todo esto responde a un pensamiento arribista según el cual los nombres en español son sinónimos de subdesarrollo. Eso sin mencionar a nuestros ilustres empresarios que traducen los nombres de sus empresas en aquellos documentos que son en inglés. Ya quisiera ver yo que General Electric tradujera su nombre en latinoamérica. Eso lo único que genera es confusión por parte del posible cliente o inversionista.

No estoy en contra del inglés, de hecho hace un tiempo hablé a favor del inglés pero ese complejo que tenemos con nuestro idioma es hora de irlo superando. No porque algo tenga un nombre en inglés es mejor que algo que tenga un nombre en español.
3 de octubre de 2007
8:24 p. m.

7 Indignados
links

Día Internacional del Día Internacional

Aléguele a Octav
Día Internacional del trabajo (en el que no se trabaja), Día de la Mujer, Día de la Tierra, Día del Niño, de los Animales, Día la Lengua, Día de la Madre, Día del Padre, Día del Odontólogo, del Mensajero, del Ingeniero, del Cartero y el Carterista. Día del Bacteriólogo, del Medio Ambiente, Día del Cirujano con Especialización en Cirugía Hepatobilial, Día del anciano, de la Anciana, del Adolescente, Día de la Virgen, de la no tan Virgen y de la mercenaria del placer....

Hay días para todo, inclusive para cosas que ni sabía que existían. Aparentemente todos los días se celebra por alguien o por algo y así nos podemos ir hasta completar mínimo, digo yo, tres días internacionales por día del calendario. Tal parece que la mayoría de las personas quieren su pequeño instante de reconocimiento además de hacerlo oficial (con eso quedan cubiertos los que ni siquiera se lo merecen), como si el resto tuviéramos la culpa de que su mundo no se asemeja lo suficiente al mundo de Barney o de Pokemón que tanto desean. La verdad creo que hay cosas más importantes en qué pensar que darle un detalle y una palmadita de apoyo al homenajeado de turno diciéndole: "amigo, existes y eres valioso, te felicito por ser lo que eres". Por favor, hay que tener un poquito de autoestima como para estar buscando en los demás justificar la propia existencia.

Por lo pronto, hoy se me viene en gana declarar el día de mañana como Día Internacional del Día Internacional y que una semana sea el Día Internacional de la Crítica Destructiva (y hoy el Día de Galo, para que lo feliciten). Amén.