21 de julio de 2007
12:29 p.m.

Manual del seudointelectual: Etiquetas, manipulando la verdad. Blogger invitado: vriyante

Aléguele a Galo

Para este mes de aniversario del blog hemos invitado a nuestros amigos a escribir un post para él. Esta vez el invitado es nuestro gran amigo vriyante. Recuerden, todo comentario, elogio, crítica, insulto o amenaza que tenga que ver con este post debe ir dirigida a vriyante.

Manual del seudointelectual: Etiquetas, manipulando la verdad. Por vriyante.

Bueno, quise seguir con el formato del blog pero llenándolo con un mensaje bastante personal. A aquellos que quieran apedrearme, como físicamente no podrán hacerlo, los invito a que rompan sus monitores o en su defecto (si no son tan tontos) a que intenten hackear “cdestructiva.blogspot.com” por haber invitado a tan “indeseable” (etiqueta) personaje. Bueno, basta de preludios.

Cada vez que nace un conflicto (social, económico, laboral, etc.) siempre hay algún “iluminado” (seudointelectual) que lo resuelve dándole la razón a una de las partes fundándose en “argumentos de etiqueta” tales como “fulano tiene razón porque él es trabajador”; o “hay que defenderlo porque él empezó de abajo”; o “él tiene razón porque está del lado del pueblo”. Tan solo con utilizar una de estas etiquetas, el iluminado logra acaparar el apoyo de las masas, logrando presionar con absoluta eficacia a su contrincante. A su vez, quién pretendía defender al “etiquetado” siente una suerte de vergüenza que le impide pronunciarse sobre el problema, por lo que se autocensura y huye despavorido de la crítica de las masas. Quién igual así resista podrá invocar la más amplia gama de fundamentos que la respuesta de su adversario será siempre la misma: “él tiene razón porque él es el ---“(el espacio en blanco se rellena con la etiqueta).

Algunos ejemplos de etiquetas:

-Ante la revocación (gubernamental) del permiso de explotación de cuatro ondas radiales uruguayas bajo el fundamento de que sus dueños (aparentemente) incurrieron en defraudación tributaria, se hizo una encuesta de opinión acerca de si la decisión del gobierno fue o no acertada. Cito algunas de las respuestas:

:” …al fin en este país los pesados que todos sabemos quienes son van al mismo lugar que la gente común, si evadieron y jugaron con la plata del pueblo uruguayo está perfecto que vayan presos y que le cierren la radio…”.

:”…los XXX (dueños de la radio) son gente laburadora, que han empezado de abajo como pocos”.

-El propietario de una vivienda inició un proceso de desalojo contra una familia que ocupaba ilegítimamente (usurpó) la misma. El Juez antes de decretar el desalojo dijo: “¿no le da vergüenza dejar a una humilde familia en la calle?”.

-Ciertos corrientes de intelectuales han impulsado reformas legislativas en las que para ciertos juicios (generalmente relativos a conflictos laborales) se alteren los principios generales (sobre todo el de imparcialidad) y rijan otros en defensa de ciertas etiquetas:”el trabajador tiene razón salvo que se demuestre lo contrario”; “el Juez debe buscar la verdad” (incluso violando las normas del “debido proceso” –entre las que se incluye la imparcialidad de los tribunales-), y un gran ETC.

-El hecho de que muchos políticos (incluso alejándose de su competencia funcional) asocien a su enemigo ideológico con la etiqueta de “enemigo del pueblo”, logrando el consentimiento de las masas para lograr ciertos beneficios.

SEAMOS CIVILIZADOS Y RESPETEMOS LAS VERDADES DEL PRÓJIMO AUNQUE SU ETIQUETA NO NOS GUSTE.

PD: en los comentarios dejo una pequeña aclaración sobre las etiquetas.

10 Comments:

Pequeña aclaración al lector no seudointelectual: ¿Por qué menciono el término “trabajador” como si fuera una etiqueta?

Generalmente las etiquetas no se condicen con el significado de la palabra que les da nombre. Por ejemplo dentro de la etiqueta “trabajador” se excluyen a aquellos trabajadores independientes que trabajan para alguien (por ejemplo los profesionales, técnicos y demás contratados por la vía de arrendamiento de servicios). También hay una tendencia natural de excluir de dicho concepto a los patrones, ya que para el seudointelectual los patrones no trabajan sino que tan solo invierten y cobran dinero por ello.
El otro ejemplo al que quería hacer referencia es la etiqueta de “pueblo”, la cual, cuando se utiliza con fines políticos, abarca exclusivamente a “los habitantes más desprotegidos del país” y aquellos que, sin integrar esa categoría, defienden el alcance de ese concepto.
________________-

Bueno, espero que mi escrito haya contribuído para festejar vuestro cumpleaños.
Por otros 100 más que quiero volver a escribir en este página.

  At 2:47 p.m. Anonymous Anónimo said:

aburrido...!
Lo que pasa con esas etiquetas es que es facilísimo también volverlas en contra.
Cuando me vienen los iluminados con que quieren defendernos a los trabajadores del pueblo, les digo que soy trabajador pero que no quiero serlo en realidad mi voluntad es vivir del cuento como el. Tampoco quiero ser de su pueblo, por lo mismo a no ser en plan, máxima autoridad.
Anónimo: me encantó que te hayas divertido leyendo mi post. La próxima vez voy a hacer uno más largo así podés disfrutar un poco más.

Carlos: Si, las etiquetas pueden jugarte tanto a favor como en contra, e incluso aquellas que te juegan a favor muchas veces cuando se da vuelta la tortilla te terminan jodiendo. La idea es no considerar algo como verdad en función de la etiqueta que está presente. Pero bue, creo que es una tendencia natural la de etiquetar, e incluso la de autoetiquetarnos.
Un abrazo.

  At 2:20 p.m. Blogger dynamo said:

Hola vriyante, es en esas situaciones sociales donde realmente los seudointelectuales sacan su "casta" y reluce todo espiritu popular que tienen por convicción. Es aquí donde la masa es la sufrida, la explotada, la gran victima, sin saber que la masa es el mejor complice que puede haber, Ah, pero eso no se puede decir porque va en contra de los desvalidos que ellos pretenden mantener a punta de ilusiones.
XD jajajajaaa, los que siempre tiene la razón. Ellos solucionarán todo y como dicen por ahí: son las lámparas, se les enciende el bombillito cada nada. Según ellos 'el pueblo' es ajeno a su condición, ellos están en otro lado más arriba del monte (es decir pirñamide jejeje) social. :P

Muy bueno, les escribiré el mío en éstos días.
Dynamo - Ruby Tuesday:

En definitiva, en el caso de esas etiquetas ("pueblo", "trabajadores", etc) estamos frente a fenómentos tales como la "demagogia" y el "populismo". Lamentablemente el uso de esas etiquetas más que ser una solución a los problemas se ha convertido en un factor de desunificación, de discriminación y desprecio hacia el excluído. Pero claro, hay dos bibliotecas sobre el tema.

Muchas gracias a ambos.
Saludos

  At 7:33 p.m. Blogger Galo said:

Muchas gracias a vriyante por su post. El grado de confiabilidad de alguien es inversamente proporcional al número de veces que utilice las palabras "pueblo" y trabajador" en su discurso. Y Ruby, esperamos tu post. Saludos a todos.
Así que yo en mis posts de catársis no soy confiable? jaja.

  At 6:35 p.m. Blogger Galo said:

vriyante
Pues como dijo alguien por ahí en una frase célebre pasada, "Bueno Maestro, si usted lo dice es porque debe ser verdad".