16 de enero de 2008
4:35 p.m.

Un paisa en Buenos Aires (Primera parte)

Aléguele a Galo
Es difícil hablar de un país como Argentina y de una ciudad como Buenos Aires. Se ve tanto contraste que es muy difícil dar un concepto de la ciudad. Es una ciudad con grandes parques y zonas verdes, pero sucia como pocas. Tiene excelentes restaurantes, la carne argentina es sin lugar a dudas una de las mejores del mundo, pero se ven más limosneros que en Colombia (lo cual es mucho decir). Tiene zonas hermosas, como La Recoleta, Palermo, Belgrano, Puerto Madero o San Telmo, pero también hay otras en las que no se ve sino miseria. Así es Buenos Aires, una ciudad contradictoria, que parece salir de la crisis en que está pero a la que todavía le falta mucho para recuperar el nivel de vida que tuvieron sus habitantes en décadas pasadas.

Es totalmente cierto que por su arquitectura en muchas partes de la ciudad uno se siente en Europa (o como a uno le han dicho que es Europa). Las construcciones de las zonas tradicionales son de estilo francés, incluso con materiales importados de Francia y con los famosos techos para soportar la nieve que cae cada 100 años (al menos cae más seguido que en los techos de Bogotá). En términos generales es una ciudad muy arborizada, en la que es normal que los parques ocupen varias manzanas, los andenes son cómodos y respetados por los vehículos, así como las cebras y los semáforos. Algo que me gustó mucho fue que en algunos semáforos se marca la velocidad a la que se debe transitar para aprovechar la ola verde, algo que en nuestras ciudades se debería implementar. Eso sí, es una ciudad con problemas de tráfico, aunque muy organizada. Los buses funcionan 24 horas y solamente paran en los paraderos, y es fácil conseguir una Guía T en la que aparecen todas las rutas. Los trenes llegan a varios sitios de la provincia, eso sí, son bastante hacinados. El metro (Subte) es bastante rápido y cubre amplias zonas de la ciudad, eso sí, los vagones son muy pequeños y hacinados y las estaciones son muy sucias, en algunas partes el olor a orines es desesperante. La cultura que tienen en movilidad no la tienen con el aseo de la ciudad, las basuras están por todas partes, todo el mundo tira los papeles al piso, incluso teniendo papeleras a pocos metros. No había visto tanta suciedad en una ciudad, y eso que el camión de la basura pasa todos los días, qué tal que fuera como en Medellín que pasa dos días a la semana, no me quiero imaginar.

Es una ciudad divida en un norte rico y un sur pobre. En ese sentido es igual a la mayoría de las ciudades latinoamericanas, con una zona "de mostrar" y otra zona "de ocultar". Los mismos argentinos de zonas ricas se asombran cuando uno les dice que estuvo en Liniers o algún otro barrio pobre, para ellos solamente existe el Buenos Aires "bonito". Claro que la miseria no se puede ocultar, es una ciudad llena de limosneros en las aceras y en los semáforos. En resumen, es una gran ciudad, con muchísimas cosas para hacer, la gente en términos generales es muy amable, pero tiene grandes problemas, entre ellos la enorme desigualdad que lastimosamente es un sello de América Latina.

Post Scriptum: Nos hemos unido a la gran marcha contra las FARC que se realizará este 4 de febrero a las 12m hora de Colombia (GMT -5:00). En Medellín partirá desde la Plaza de Banderas de la Alpujarra (al lado del Centro de Convenciones Plaza Mayor). También pueden consultar los lugares de encuentro para esta marcha en otras ciudades de Colombia y el mundo en este enlace. Esta marcha no tiene ningún color político, es solamente un rechazo a los crímenes de las FARC.

12 Comments:

  At 11:52 p.m. OpenID Patton said:

Que observador. Que buena crónica de viaje. En verdad es notable la cantidad de caca de perro que se ve por las calles, yo no lo creía hasta que lo viví en zapato propio.

  At 1:03 a.m. Anonymous Jorge said:

Si, muy chévere y todo, pero me niego a creer que en ningún bar le dieron un pinche posavasos.

Nos vemos en la marcha.
Y uno pensaría que es de las más limpias por las bellezas que hablan de allá.

  At 11:02 a.m. Blogger Galo said:

patton
Admiro el amor por los perros que tienen los argentinos, se ven por cantidades a toda hora. Sin embargo, tienen ese problema de la caca de perro por todas partes, yo también lo viví en zapato propio, es inevitable. Saludos.

jorge
Sí, tenés razón, qué pena con vos, se me pasó esa. Saludos.

pepa papanatas
Seguramente las bellezas que te han hablado son ciertas pero es una de las ciudades más sucias que he visto. Saludos.
Sí, es sucia y bella en verdad... yo fui hace algunos años y tu descripción me hizo volar al pasado...


excelente fin de semana!

  At 3:04 p.m. Blogger Galo said:

sandra becerril
sí, la ciudad es tan bella como sucia. Ojalá este post te haya traído buenos recuerdos, sino ahí me perdonás. Un abrazo.

  At 9:00 p.m. Blogger DEB said:

Hola, soy de Medellín y vivo acá en Buenos Aires hace 5 años. Y tenés toda la razón, es una ciudad muy sucia! Lo de la caca de perro es tal cual. La gente tiene muy poca cultura cívica. El espacio público es tierra de nadie.
Lo más gracioso es que a un funcionario público de la ciudad le preguntaron en una radio sobre qué pasaba con la suciedad en las calles, dijo que era porque ahora había muchos turistas.

Lo otro que me molesta mucho todavía, después de 5 años, es la mala atención al público o al cliente en restaurantes o almacenes, sobre todo. Parece que te estuvieran haciendo un favor al atenderte. Hay excepciones, pero...

No pareciera que estoy contenta, pero en realidad sí, hay muchas cosas que me encantan de estar aquí. Es una ciudad muy vital, abierta y pese a la creciente pobreza de algunos sectores, todavía tiene un amplio sector de la población que lee, va al cine, al teatro. Mucha movida nocturna y muy variada. Una abundante oferta cultural, no solo privada sino y sobre todo, pública a la que se puede acceder gratuitamente o por centavos.
Aquí todavía se disfruta de algunos rezagos de lo ganado durante años en cuestión de educación y cultura pública. Algo todavía queda.

  At 5:35 p.m. Blogger Galo said:

deb
Es un problema muy grave el que tienen con las basuras para que ese funcionario salga con una respuesta tan pendeja.

Muchos me han dicho lo mismo sobre la atención al público, pero a mí me pasó todo lo contrario, la atención en restaurantes y otros sitios de comercio fue muy buena con algunas excepciones. No sé en qué irá eso.

Por último, una cosa no tiene que ver con la otra. Aquí cuestionamos muchas de las cosas que vemos en Medellín pero no por eso no queremos a nuestra ciudad ni estamos felices acá, todo lo contrario. Hubiera sido bueno haber hablado con vos allá, por acá siempre bienvenida.
galo y no has pensado en escribir par a lonely planet... la guia de viajes ;-)...

buena crónica y buena observación a veces cuando se esta de turista es mejor mirar de lado todo los rollos turisticos y meterese más en la ciudad.

tremendo viaje que se pegó... lo envidio.

un saludo

  At 8:42 p.m. Blogger Galo said:

AlejandroAngel
Gracias por el halago. Sí, en realidad cuando hablo de un viaje me gusta hablar de estas cosas, no repetir lo mismo que dicen los sitios de promoción de turismo del lugar. Saludos.

  At 10:18 p.m. Blogger Jäger said:

Llegue a este Bog de casualidad y me sentí atrapado por los comentarios y por la crónica sobre este lado de sudamerica.JUSTAS PALABRAS.
Soy Argentino, de Córdoba, una Ciudad en el centro del País y viví durante 15 años en Buenos Aires, y otros tantos en algunos paises de sudamerica. He vivido un poquito en cada lado metiendome en la gente y su cultura. Lo he disfrutado y también sufrido, cuando algo no me gustó de ello, pero al final ese fue el atractivo y el valor agergado que fue dandome aprendizaje. Buenos Aires es un poco como somos los Argentinos: llena de contrastes. Esta lo mejor y lo peor resumido en la ciudad. El Argentino que a veces se siente lo mejor y otras lo peor del mundo, tiene su ciudad así..llena de Cultura, de paseos, de conciertos y arte y también llena de mugre, indigencia y tantas otras cosas desagradables más...sin embargo pese a eso es una ciudad para conocer en todas su dimensiones (Eso si con mucho cuidado, porque es cierto lo se la inseguridad). Creo que es justamente eso de ser "pseudoeuropeos" y latinos a la vez (Aunque muchos no lo reconozcan)lo que le da el toque mágico....Lamento mucho (porque es cierto) que el porteño atiende a la gente como si le hiciera un favor...pido disculpas en nombre de mis compatriotas. He estado en varios lugares de latinoamerica y realmente la gente es dulce y amable. Esta vez hay un gobierno en la Ciudad que dice que mejorará las cosas, pero dudo que pueda cambiar la cabeza de la gente...sin embargo no pierdo la esperanza....veremos...
FINAL: Gracias por el retrato tan acertado de Buenos Aires...desde mi lado trataré de mejorar lo que me toque cuando atienda a alguien con "tonadita diferente". Salud amigos Colombianos, espero conocer vuestro pais pronto.
PAra los que quieran ver un poquito de mi Córdoba: www.my-ciudad.blogspot.com

  At 10:20 a.m. Blogger Galo said:

Jäger
Es una ciudad en la que uno encuentra de todo, bueno y malo. La verdad a mí me trataron muy bien en Buenos Aires, no tengo ninguna queja al respecto. No entiendo por qué más de uno se queja de la falta de amabilidad de los argentinos. Me encantaría conocer Córdoba, en general conocer otras ciudades argentinas. Espero poder ir algún día, lo que se ve en tu blog da ganas de ir. Muchas gracias por el halago, por acá siempre bienvenido, tanto en el blog como en Colombia. Saludos.