20 de julio de 2008
11:17 p.m.

La marcha del 20 de julio

Aléguele a Octav
Octav: Hoy fue un día interesante para este país: Nunca antes se había visto tal movilización para una causa común y por supuesto tan importante. Nosotros no nos quisimos quedar atrás y fuimos a apoyarla en las calles tal como lo hemos hecho en varias ocasiones en el blog.



Galo: Fue un 20 de julio atípico. No solo porque fue domingo y la gente se perdió el puente, sino porque se pasó del tradicional desfile militar en televisión a una manifestación en contra del secuestro y de quienes lo practican (si no sabe quienes son lea un poquito sobre Colombia).

Octav: Claro, además de convertirse en un gigantesco carnaval; pero eso acá era difícil que no sucediera.

Galo: Se pudo ver de todo: cada quién tenía su motivo para marchar y sus consignas. Unos siguieron la idea de marchar por la libertad de los secuestrados y otros se tomaron la libertad de marchar por sus propias consignas. Había manifestantes pro reelección (entre ellos varios recogiendo firmas), pro acuerdo humanitario, pro liberación de todos los secuestrados sin condiciones, anti FARC, anti paramilitares, anti Piedad Córdoba, anti Chávez, anti Correa, anti Uribe (pocos pero había), anti Ortega, anti extradición y personas repartiendo volantes de "aumente sus ingresos".

Octav: Como evitarlo, algunos debían sacar provecho de la marcha dedicándose al comercio en la misma y hubo mucha especulación con respecto al precio de las banderitas.

Galo: Sí, era muy curioso ver cómo a medida que la marcha avanzaba el precio bajaba. En San Diego estaban a 1000, luego en la Av Oriental estaban a 500 y en Carabobo ya las estaban vendiendo a 200. Toda una clase del comportamiento de la oferta y la demanda.



Octav: Como siempre, la tarea continua y ojalá que este despertar en la conciencia de los colombianos dure lo suficiente para poder cambiar lo que está mal en este país empezando por esta aberración.

Galo: Sí, ojalá el impulso nos dure y no volvamos a caer en la indiferencia, es necesario darnos cuenta que somos parte activa de lo que sucede en Colombia y hacer sentir nuestra voz.

Post Scriptum: Más fotos de la marcha aquí.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

  At 8:15 a.m. Blogger Monchis said:

Fué un día inolvidable.

La gente de manera espontánea salió a la calle e independientemente que eso tenga algún efecto en la mente retorcida de los guerrillos metidos en lo profundo de la selva, es un mandato contundente a nivel político y demuestra el camino que deseamos seguir como sociedad.

Independientemente que a uno le guste o no Uribe, el que lo suceda no tendrá otra opción: La presión militar no podrá aflojarse y la mano tendida para la desmovilización como única alternativa.

Saludos.

  At 11:07 p.m. Blogger Galo said:

Monchis
Más allá del efecto que tenga es necesario que la gente se manifieste. A la larga eso va cerrándole espacios a la guerrilla.

El rechazo a las FARC va más allá de la imagen que se tenga de Uribe. Sería muy difícil para alguien llegar a cambiar algo que la gente valora y que respalda porque siente que ha dado resultado. Saludos.

  At 11:40 p.m. Blogger Ŧabián said:

Una pequeña corrección: no es del todo cierto que la gente haya salido de manera espontánea, si tenemos en cuenta que esta vez la marcha y los conciertos fueron organizados por el Ministerio de Cultura. Espontánea fue la marcha del 4 de Febrero.

De todas maneras es importante que nos estemos despertando y que nos sacudamos la indiferencia.

Saludos!

  At 8:41 a.m. Blogger Galo said:

Tabián
En eso tenés razón, todavía nos falta llegar al punto en que inmediatamente los hechos ocurran la gente salga espontáneamente a la calle a expresarse. Pero se ha avanzado, nos hemos dado cuenta de la importancia de la movilización. Saludos.